Con la digitalización del mundo laboral, el desarrollo de las tecnologías móviles y la multiplicación de los espacios de trabajo, cada vez más empleados trabajan a distancia. Algunas empresas han decidido incluso prescindir de las oficinas, con todo el mundo trabajando en remoto desde donde desean. Otros se adaptan a las expectativas individuales y aceptan la reubicación parcial de sus equipos. Y la mayoría le da a sus empleados un día de teletrabajo ocasional.

Para un gerente, transformar su rol en la oficina a los equipos en teletrabajo requiere un poco de ajuste. Aquí hay algunos consejos prácticos para que la transición sea un éxito.

6 consejos prácticos para gestionar su equipo de forma remota…#teletrabajo #trabajoadistancia

1. Contratar a las personas adecuadas


Si la contratación es un tema crítico para todas las empresas, lo es aún más en el contexto del teletrabajo. El teletrabajo puede ser una seria ventaja cuando se contrata talento que reside en otra ciudad o país. Pero antes de proponerlo, es importante asegurarse de que la persona conoce las ventajas y desventajas de la situación y sabe cómo manejar su nivel de energía, incluso cuando está lejos de sus colegas. Trabajar a distancia no es para todos, es un criterio adicional - e importante - en el proceso de contratación.

2. Y tener confianza en ellos


Si decide contratar a alguien o a todo su equipo para que trabajen de forma remota, su primer objetivo es construir una relación de confianza mutua con sus teletrabajadores. Depende de usted establecer objetivos claros y responsabilizarlos de su consecución, permaneciendo disponible para dar consejos o responder a sus preguntas, pero evitando la trampa de la microgestión. A distancia, debe prestar aún más atención a no estar demasiado presente, o al contrario, en las relaciones con sus empleados. Pero tenga la seguridad de que un buen empleado lo seguirá siendo, ya sea que trabaje en su oficina o en Sydney.

3. Enfatizar la comunicación


Ya sea trabajando desde casa o de manera presencial en la oficina, la comunicación es clave para asegurar que todos trabajen en la misma dirección y compartan la misma visión. En ausencia de una reunión cara a cara, las empresas de teletrabajo se están moviendo hacia la videollamada para crear una conexión más cercana entre los empleados.

Más allá de estos puntos formales de avance, una parte significativa (pero no siempre visible) de la comunicación tiene lugar de manera más informal. Los contratos obtenidos, los problemas y las preguntas se intercambian alrededor de la máquina de café o de una oficina a otra. A distancia, es importante recrear estos intercambios diarios para que todos se sientan incluidos: las herramientas de chat interno, los grupos de discusión o los grupos de intercambio de ideas crean un vínculo entre los empleados.

conversacion por mensajes entre dos compañeros

4. Organizar el espacio de trabajo


Tener un empleado teletrabajando no significa abandonarlo a su suerte, al contrario. Es importante ofrecerle un espacio de trabajo y herramientas equivalentes al resto del equipo: ordenador, pantalla, participación en la compra de un escritorio o una silla...

El espacio de trabajo es también el equipo digital de la compañía. Cada vez más herramientas promueven el trabajo colaborativo en todo el mundo: Trello, Google Drive, Slack, Weekdone... ¡No hay razón para privarse de ello!

Las herramientas del teletrabajador: @trello @slackhq @weekdone #googledrive

5. Adaptar los rutinas y rituales de la compañía


Si están acostumbrados a celebrar los cumpleaños, a terminar la semana juntos con una cerveza o a invitar a sus empleados a un restaurante para celebrar un contrato exitoso, tendrá que adaptar sus rituales. Algunos ejemplos: enviar una caja de chocolate a casa en lugar de soplar las velas en la oficina, tener un tiempo de intercambio más informal el fin de semana por videoconferencia, o incluso ofrecer a sus empleados ubicados en zonas geográficas cercanas que se reúnan para para que se conozcan.

Los rituales diarios también pueden tener un gran impacto: por ejemplo, el equipo de Close.io utiliza Snapchat para enviarse mensajes todos los días, para motivarse mutuamente, para trabajar o simplemente para compartir un poco de su vida diaria. Esta red social se ha convertido en parte de su ADN.

6. Cultivar la formación de equipos o el “team building”


Sea cual sea el tamaño de su empresa, un momento privilegiado de compartir y de team building fortalece los lazos y da impulso a los equipos. Cuando una parte o todo el equipo trabaja a distancia, las actividades de team building se hacen aún más importantes para reforzar el sentimiento de pertenencia a la empresa, a pesar de la distancia.

En la medida de lo posible, organice momentos de trabajo en equipo de forma bastante regular y de acuerdo con la imagen de su empresa. Trate de mezclar el trabajo y el tiempo libre - al contrario de lo que se podría pensar, el tiempo de ocio es tan o más productivo que el tiempo de trabajo. Porque las relaciones de trabajo fuertes y confiables siempre le ahorrarán más tiempo en el futuro.

El teletrabajo requiere un poco de ajuste ¡pero los resultados estarán ahí! Según un estudio de TinyPulse, los teletrabajadores son más felices, están más involucrados y son más productivos que sus colegas de la oficina. Entonces ¿está listo para dar el salto?

Los teletrabajadores son más felices, más involucrados y más productivos que sus colegas de oficina.