Desde hace casi un año, el mundo del trabajo se ha visto alterado, y la situación se está convirtiendo en permanente. Como consecuencia directa de la crisis sanitaria mundial, el teletrabajo, cuando se puede, ha crecido de forma exponencial. Muchas empresas aprovechan esta circunstancia para ofrecer más flexibilidad a sus empleados e incluso para ampliar sus criterios de contratación, sobre todo para puestos de trabajo especialmente difíciles de cubrir.

Aunque la opción de teletrabajar es atractiva para muchos empleados, puede ser delicada en un momento clave de su vida laboral: en el momento de su contratacion. De hecho, durante los primeros días o semanas de trabajo de un nuevo empleado en una empresa, es mucho lo que está en juego tanto para el contratado como para el reclutador. Este periodo crucial puede marcar el tono del resto de la colaboración. Por lo tanto, es fundamental anticiparse lo mejor posible a la incorporación del recién llegado y asegurarse de que la integración en el equipo se produzca de la forma más fluida posible.

En este artículo, detallamos los retos de la contratacion a distancia y los puntos clave que hay que aplicar para que esta sea un éxito.


Los retos de la contratación en remoto

Cómo tener éxito en una contratación en remoto: 3 consejos

Herramientas que debes privilegiar para contratar con éxito en remoto




Los retos de la contratación en remoto


Para un nuevo empleado, el periodo posterior a su contratación es clave para empezar su nuevo trabajo como es debido. Más allá de las expectativas explícitas del puesto, más o menos detalladas en la descripción del mismo, los primeros días en una nueva empresa son esenciales para entender el funcionamiento implícito, descifrar las siglas y el lenguaje interno, e integrar las normas y procesos que rigen el funcionamiento de la empresa.

A nivel humano, los primeros días o semanas posteriores a la contratación son también un momento para aprender de los compañeros y compartir preguntas, dificultades o buenas ideas (suele ser bastante instructivo pedir a los nuevos contratados un "informe de sorpresas"). Al desplegar estas habilidades interpersonales, el recién llegado podrá integrarse sin problemas con el resto del equipo y encontrar rápidamente su lugar con el fin de establecer un nuevo equilibrio colectivo.

Todos estos puntos se ven dificultados por la distancia. Ponerse en contacto con un compañero por teléfono, correo electrónico o mensajería instantánea para explicarle un punto puede parecer más intimidante que hacer una pregunta en privado después de una reunión. Del mismo modo, todos los momentos de descanso (el almuerzo, la pausa para el café, la charla en el ascensor...) son oportunidades para conocer a personas más allá de su función, algo que se echa en falta durante el teletrabajo.

Pero no todo está perdido. El éxito de una contratación en remoto es posible, siempre y cuando se prepare minuciosamente la llegada del nuevo empleado.

Cómo tener éxito en una contratación en remoto: 3 consejos


1. Preparar la acogida del nuevo empleado


Para facilitar la llegada de un nuevo miembro y su integración en el equipo, hay que preparar previamente su acogida. Antes del primer día, los equipos de RRHH deben pensar en enviarle los distintos papeles que debe firmar (contrato, ...), y proporcionarle el material de trabajo necesario según su puesto y sus necesidades: ordenador, auriculares, pero también taza o camiseta con los colores de tu empresa, como se haría en físico.

No hay nada más desagradable que estar atascado los primeros días esperando a que la empresa te facilite los accesos, las contraseñas y el correo electrónico. Piensa en pedir a los servicios técnicos que el recién llegado pueda conectarse a la red de la empresa y a los diferentes programas informáticos que necesite desde su primer día.

Por último, considera la posibilidad de enviarle toda la información y el planning de sus primeros días con antelación en un kit de bienvenida desmaterializado, e incluye una reunión de presentación del equipo por vídeo, así como un café virtual con diferentes miembros del equipo para facilitar su integración.

2. Dirigir equipos a distancia


Especialmente durante el periodo de contratación, los directivos deben procurar crear rituales que permitan al equipo conocer e integrar a la persona recién contratada sin problemas: cafés electrónicos los lunes por la mañana, afterworks por zoom los viernes, comidas temáticas durante la semana...

Estos rituales son esenciales para evitar que los recién llegados, pero también todos los empleados en teletrabajo, se sientan aislados. Alimentan un sentimiento de unidad que servirá a todo el equipo a lo largo del tiempo, facilitando el apoyo mutuo y reforzando el sentimiento de pertenencia.

3. Acompañar el desarrollo de las habilidades


La llegada de un nuevo empleado es también un momento clave para que se familiarice con el trabajo y desarrolle sus habilidades. Este periodo puede ser especialmente estresante para un empleado que trabaja a distancia si no tiene la oportunidad de apoyarse en sus compañeros o en su jefe para aprender y progresar. Es por esto que el responsable del nuevo empleado debe organizar a distancia el aprendizaje de las nuevas herramientas, y acompañar su descubrimiento para facilitar el aprendizaje del recién llegado.

Para los empleados que tienen que hablar con los clientes (los responsables de ventas o de atención al cliente, en particular), una plataforma de telefonía como Ringover es una gran herramienta para entrenar y supervisar a los nuevos empleados. Permite escuchar doblemente a los empleados más experimentados, realizar sus primeras llamadas acompañados y disfrutar de la funcionalidad de susurro o whisper para solucionar situaciones complicadas.

Las grabaciones de las llamadas también son muy útiles para replantear un intercambio telefónico, mejorar el discurso y convertirse rápidamente en un empleado autónomo.

Afortunadamente, estos últimos años se han desarrollado muchas herramientas de colaboración, anticipándose al boom del teletrabajo. Más allá del clásico correo electrónico, los sistemas de mensajería colaborativa interna favorecen los intercambios asíncronos diarios, así como el intercambio de información profesional y personal.

En teletrabajo, favorecer la videollamada en lugar del teléfono o el correo electrónico ayuda a reforzar la sensación de proximidad en las reuniones de equipo o en las discusiones 1 a 1. Las soluciones colaborativas de VoIP, como Ringover, favorecen el trabajo en equipo al proporcionar una única interfaz para las llamadas, la mensajería instantánea y las videollamadas, y al facilitar al responsable la supervisión y el entrenamiento de sus empleados.

Ringover permite a los recién llegados acceder a toda la información de las llamadas, echar un vistazo al historial de conversaciones con los clientes, las grabaciones pasadas... lo que también puede utilizarse para la formación continua de los comerciales o de atención al cliente.

¿Te estás preguntando cómo puede ayudarte Ringover a mejorar tus contrataciones a distancia?


Pónte en contacto con nuestros expertos para que te orienten paso a paso en el teléfono +34 936 26 20 65 o en el correo electrónico hola@ringover.com. Empieza tu prueba gratuita hoy mismo.